Central Córdoba - Los dos triunfos seguidos le dieron esperanzas al Ferro

domingo, 27 de febrero de 2011

No está muerto quién pelea

Con dos triunfos en la fila, el "Ferro" volvió a entrar en la lucha por la clasificación.


Lo que son las cosas, lo que es el fútbol... tan loco, tan sorpresivo. Hace un par de semanas, Central Córdoba parecía que estaba para ser dejado de lado, pero el Dios del fútbol (en realidad el que manda en todos los aspectos) le dio otra oportunidad y, con un par de triunfos, -algo que se le negó durante siete fechas-quedó cerca de meterse nuevamente en la lucha por la clasificación.
Con su gran victoria ante Juventud Antoniana en el “gigante” por 2 a 0 quedó ahí nomás, tan cerca, tan lejos, tan loco...para no creerlo.
Estas y muchas otras cosas tiene el fútbol, por algo es el deporte más hermoso del mundo.
Central Córdoba tiene cinco finales más en su más inmediato futuro. Lo comenzará el miércoles nada menos que ante Libertad de Sunchales, el líder de la zona 3, pero en el Oeste, situación que potencia las esperanzas para ganar otro partido.
Pero mucho tuvo que sufrir y bregar para conseguir un triunfo importante en Salta ante un rival encumbrado.
Mucho tuvo que ver el ingreso de Carlos Salvatierra desde el inicio. “Carlitos” siempre se constituyó en el “héroe” de varios técnicos cuando el barco estaba cerca de colapsar; sin embargo, no tuvo la continuidad que muchos necesitan.

Ribeca, en este caso, le devolvió la titularidad y con él volvió el vértigo de tres cuartos de cancha.
Salvatierra, que desde los 15 años estuvo en las inferiores de Banfield y que Julio César Falcioni (hoy DT y protagonista en Boca porque borró a Riquelme) lo tuvo en cuenta hasta que le dio la oportunidad de jugar en Primera.
Un desacierto con su representante lo regresó a su Santiago natal para desembarcar a Central Córdoba.

Quizás fue un repaso a grandes rasgos del jugador que hoy le devolvió la alegría a la fanaticada ferroviaria.


Volver a Salta

Pero no se quería salir de lo que ocurrió en Salta porque la producción del equipo “ferroviario” no fue como en otras epopéyicas noches, sin embargo, la actitud, concentración en defensa y la capacidad goleadora y la sangre de potrero de Salvatierra, fueron las claves para sacarse de encima a un rival como Juventud Antoniana.

Ahora quedó con 32 puntos y ahí....metido nuevamente en la lucha, por el momento con el hocico afinando el olfato para atacar a quienes podrían ser los rivales directos en la lucha por la clasificación.

El próximo miércoles tiene que ratificar este buen momento frente a Libertad de Sunchales, porque aunque el triunfo en Salta revitaliza el ánimo, la confianza y las ilusiones, todavía se muestra el cartel que reza: “no hay margen para el error”.

...Y no hay que olvidarse. Para no sufrir después.


Fuente: Nuevo Diario

0 comments

Publicar un comentario