Central Córdoba - La historia de Salvatierra, el que sostuvo el sueño de la clasificación

martes, 22 de febrero de 2011

Carlitos Salvador

El delantero fue clave para dar vuelta el partido ante Gimnasia y pide a gritos continuidad. A pesar de haber jugado en la Primera de Banfield, su carrera es poco conocida en la provincia y la sigue luchando para ganarse un lugar.


Si usted es hincha ferroviario, seguramente todavía le debe estar agradeciendo a Carlos Salvatierra por haber ingresado en el momento justo para levantar a Central Córdoba de lo que parecía una nueva derrota. O a Ribeca por haber acertado con ese cambio.

Si usted es hincha ferroviario también seguramente conoce a Carlitos por su velocidad y habilidad para jugar, a pesar de que no tiene muchos minutos en cancha. Pero tal vez lo que no conoce en profundidad es la historia de quién se convirtió en el salvador ferroviario.

¿Sabía usted que Falcioni hizo debutar a Salvatierra en la Primera de Banfield? ¿Sabía usted que fue compañero en Mendoza de Paulo Paglioni? ¿Sabía usted que tuvo un paso fugaz por Mitre?
Como muchos otros casos, a Carlitos le cuesta ganarse el reconocimiento por haber construido una carrera fuera de su pago.

Con 27 años recién cumplidos, la trayectoria del delantero abarca clubes como Banfield (llegó a los 14 años, hizo todas las inferiores y llegó a Primera), Brown de Adrogué, Juventud de Pergamino, Mitre (Torneo del Interior 2007) y Tristán Suárez, entre otros.

Ayer, Carlitos nos recibió en su casa y habló de muchos temas. Se ilusionó con que la actuación ante Gimnasia le abra las puertas para tener continuidad y dijo que su máximo sueño es volver a jugar en Primera.


¿Cómo te sientes el día después del primer triunfo del año?

Contento porque se ganó después de mucho tiempo y, en lo personal, porque pude jugar después de no tener muchos minutos en cancha y ayudé al equipo.


¿Se complica al no tener continuidad?

Todos queremos tener minutos y continuidad. Hoy no me está tocando, pero cuando entro trato de hacer lo mejor para el equipo. Yo entreno para estar entre los once, después decide el técnico.


¿Crees que lo del domingo te abre la puerta a la titularidad?

Ojalá pueda ser titular o seguir entrando unos minutos y poder demostrarle al técnico que puedo estar.


¿Qué te pidió Ribeca al entrar?

Que juegue por afuera y que Darwin se meta entre los centrales. Eso es lo que a mí me gusta, estar libre y jugar por afuera. Eso me motivó un poco más, jugar como delantero ya que venía haciéndolo como volante. Me pidió que juegue por afuera y trate de desbordar.


El gol del empate llegó de esa manera

Diego me vio y me metió una linda pelota, pude tirar el centro y Darwin la empujó. Por suerte se dio rápido el gol del empate porque de lo contrario se hubiese complicado.


¿Qué sientes cuando el hincha te pide que juegues?

Estoy agradecido a la gente porque no juego tanto y me piden, eso es una motivación más para seguir trabajando.


¿Fue un desafío volver a la provincia y a un club como Central?

Sí, porque sé lo que representa el club y su gente. Desde que empecé a jugar en la local me puse en la cabeza que tenía que estar en el Argentino, gracias a Dios me fue bien y quedé en el plantel con Ereros. Pero siempre la tuve que luchar porque en Santiago nadie me conocía .


Quedaste en el plantel, ¿cuál es tu próximo objetivo?

Tratar de tener más minutos de juego y llegar a ser titular. Pero el objetivo máximo, a nivel grupal, es alcanzar la clasificación y, si se puede, el ascenso a la B Nacional.


¿Te sientes más cómodo como delantero?

Sí porque desde chico fui delantero. Pero cuando el técnico me pide que juegue de ocho lo trato de hacer, aunque no siento mucho la marca.


¿Es arriesgado jugar en un puesto que no es el habitual?

Seguro. Al jugar de volante, si se me escapa el volante de mi sector y nos hacen el gol, la culpa va a recaer sobre mí. Sé el riesgo que corro pero me la tengo que jugar. El año pasado, con Cánova, jugué de ocho y lo hice bien, pero sabía quién me respaldaba atrás. Esta temporada, cuando jugamos con Central Norte y lo hice de ocho, tenía ese miedo porque con Torrico todavía no nos habíamos acoplado bien. Pero ahora, con Torrico y con los demás, podemos acoplarnos y en las prácticas me siento bien jugando de ocho.


¿Podrías jugar adelante con Sáez y Barreto?

Equipo hay para jugar con el esquema que sea necesario. Ojalá me toque jugar de titular algún partido y hacer las cosas bien como las hice el domingo.


¿Qué recuerdos atesoras de tu paso por Banfield?

Tuve de compañeros a jugadores de mucha categoría como Cvitanich, Dátolo, Paletta y “Garrafa” Sánchez, que ya no está entre nosotros. Debuté en Primera con Falcioni y no lo voy a olvidar nunca. La experiencia fue muy buena. Lo mejor fue estar en el banco ante Boca, aunque no pude entrar. Ojalá algún día pueda estar de vuelta jugando en un equipo de Primera, es el sueño que tengo. Pero desde aquí hay que empezar a construir ese largo camino, o corto tal vez porque uno nunca sabe. Pero esa experiencia de haber jugado en primera no me la quita nadie.



Fuente: Diario El Liberal

0 comments

Publicar un comentario