Argentino A: Gimnasia tiene todo listo para enfrentar a Central

viernes, 12 de octubre de 2012

Gimnasia y Tiro repetirá el equipo ante Central Córdoba

Víctor Riggio no tocará la estructura del puntero, que viene recogiendo satisfacciones, para recibir al Ferro el próximo domingo.

Cuando los resultados respaldan, cuando el presente acompaña con una mueca sonriente y las fórmulas establecidas parecen surtir éxitos a largo plazo, es allí cuando es necesario trastocar lo menos posible la estructura y dejar fluir a los componentes con libertad, tal como viene haciendo el DT Víctor Alfredo Riggio en Gimnasia y Tiro.
Tras un comienzo más que decoroso de campeonato y con performance individuales que rinden a la perfección y que rozan la excelencia, después de dos clásicos ganados con holgura (ante Central Norte y Juventud) y el “dulce” de la punta que regodea al flamante líder (con un partido menos que sus perseguidores) el Tano Riggio decidió mantener a los mismos once jugadores que vienen de festejar ante el santo, para recibir el domingo a Central Córdoba de Santiago del Estero (a las 19) en el Gigante del Norte.
De esta manera, el albo formará con la misma combinación de once voluntades en cancha por tercera vez consecutiva, algo que no ocurre muy seguido en el ciclotímico fútbol, donde la necesidad lleva a la rotación y al experimento constante.
Luego de una intensa actividad futbolística en el césped de la Vicente López en el turno vespertino y a puertas cerradas -se mantiene a rajatabla la cábala-, se alcanzó a vislumbrar que Riggio ratificó a los recuperados Juan Cruz Mulieri y Osvaldo Young, ambos afectados por sendos golpes en el último clásico, y plasmó en cancha a los once que enfrentarán al ferro santiagueño, quienes ya salen de corrido: Mulieri; Esteban Burgos, Sergio Plaza, Rodrigo López y Rubén Villarreal; Ivo Cháves, Young, Matías Ceballos y Sebastián Vezzani; Iván Agudiak y Leandro Zárate. Más allá de la ratificación de los nombres y de la aparente rigidez de un sistema 4-4-2 flexible, el Tano busca consolidar un equipo elástico y que pueda refundarse sobre la marcha, en el caso que las circunstancias de un partido apremie.
Por tal motivo, en la segunda mitad del ensayo el albo cambió de fisonomía con los ingresos de Maxi Gómez y Henry Sáez, en reemplazo de Rubén Villarreal y La Chancha Zárate, respectivamente. De esta forma, Burgos, Plaza y López conformaron la línea de tres, Gómez pasó a cubrir el carril derecho, Young junto a Cháves conformaron el doble cinco y Ceballos fue el enlace creativo de esta segunda versión.


Fuente: El Tribuno.
Foto: Somos Deporte.

0 comments

Publicar un comentario