Copa Madre de Ciudades - Central Córdoba venció a Mitre por 2-0

miércoles, 20 de julio de 2011

Sigue el Ferro

Central Córdoba se quedó con su segundo superclásico santiagueño del año al vencer a Mitre por 2 a 0 con goles del uruguayo Darwin Barreto y de Carlos Orieta. Ahora jugará ante Güemes para definir quien enfrentará a Colón de Santa Fé en la final de la Copa ''Madre de Ciudades''.


La Copa Madre de Ciudades arrancó a puro clásico anoche. Y la fiesta terminó siendo toda de Central Córdoba, que se impuso con total claridad a Mitre por 2 a 0. El Ferro fue de menor a mayor, al contrario de su rival, y se ganó el derecho de jugar la semifinal del certamen ante
Güemes, el viernes a las 22 otra vez en el Alfredo Terrera. El que gane, definirá el título ante Colón de Santa Fe (lunes 25 a las 16).
Darwin Barreto y Carlos Orieta marcaron los goles del vencedor. Raúl Pinto y Cardozo vieron la roja en la visita.

Mitre tomó este partido como una prueba para sus potables refuerzos, por lo que presentó un equipo prácticamente nuevo. Central Córdoba paró un mix de elementos de la local, mechados con jugadores de probada trayectoria en el Argentino A.

Al partido le costó armarse porque ninguno podía dar tres pases seguidos. Así las chances fueron de pelota parada. A los 14´ Mitre ensayó una jugada preparada en un tiro libre y Vera Oviedo la sacó en la línea. Tras el tiro de esquina, Ledesma estuvo atento para sacar otra pelota que
tenía destino de gol.
Tres minutos después respondió el local por la misma vía. Un centro de Albarracín desde la izquierda, al segundo palo, no pudo ser conectado por muy poco por Orieta.
Cuando parecía que Mitre empezaba a ganar en el medio y a hacerse dueño del trámite, aunque sin profundidad, llegó el gol ferroviario. Fue a los 29´ y como consecuencia de la primera jugada bien elaborada del local en ataque. Bulay (de gran primer tiempo) y Sosa se encontraron en el medio, el 8 abrió a la derecha para Vera Oviedo que llegó al fondo y sacó un centro preciso para el frentazo de Barreto (entró por el segundo palo), de pique al suelo, para derrotar a Ribas. Delirio en la parcialidad del Ferro.
Mitre pudo igualar a los 35´, pero el tiro libre de Silveyra pasó muy cerquita del poste derecho de Ledesma y el Auri se fue al descanso en desventaja.


El partido se reanudó y fue ganado en temperatura. Aparecieron varios roces y algunas piernas fuertes que fueron desnaturalizando el cotejo, lo cual lo empobreció más. A los 11´ Mitre se quedó con diez por la expulsión de un sacadísimo Pinto (agredió a Bulay).

El Ferro se serenó y amplió ventajas con la pelota parada. A los 18´ Bulay ejecutó un tiro de esquina desde la izquierda, la pelota cayó bombeada al segundo palo, Orieta le dio de volea, Barreto la dejó pasar, y se metió abajo junto al poste derecho de Ribas: 2-0.

Berzero movió todo el banco en busca de respuestas que jamás encontró. Se notó, y mucho, que a Mitre le falta trabajo y ensamble.
Central jugó con la desesperación del Auri, desde la buena labor de Bulay y Barreto. A los 27´ Rivas le tapó el gol a Chávez y un minuto después el arquero se lució en un mano a mano con Darwin.

Central tocó al ritmo del ole de la gente y se quedó otra vez con el clásico. Ahora lo espera Güemes, el viernes a las 22 en el mismo escenario de anoche, para dirimir el finalista que enfrentará a Colón de Santa Fé.





Fuente: Diario El Liberal / futboldesantiagodelestero.blogspot
Fotos: Diario El Liberal / Nuevo Diario

0 comments

Publicar un comentario