Güemes - Samuel Díaz se recuperá del mal momento que pasó en la cancha

jueves, 25 de agosto de 2011

"Nunca me había pasado algo así"

El defensor de Güemes se recuperó del golpe en la cabeza en la final del martes y hoy podrá entrenar normalmente, su familia y él se llevaron un gran susto.


Momentos de tensión se vivieron el martes por la noche cuando el defensor de Güemes, Samuel Díaz cayó inconsciente sobre el final del partido final entre su equipo y Central Córdoba, el martes en el estadio “Alfredo Terrera”. El jugador saltó a despejar un centro al área, chocó con alguno de sus rivales con su cabeza y el golpe fue tan fuerte que lo dejó inconsciente por unos minutos.

Ayer, Samuel fue dado de alta del Hospital Regional, donde estuvo internado por observación y en su casa, con las pulsaciones más bajas y junto a su mamá Argelia contó lo que vivió esa noche.

“Vino un centro, había cuatro o cinco jugadores de Central, salté e hice la cabeza para atrás. No se cómo me golpearon, unos me dijeron con la cabeza, otros con el codo, pero la verdad no sé, cuando me fui cayendo no me acuerdo y cuando di el golpe seco con el piso me desperté. Veía que se movía todo, estaba muy mareado y me empezó el dolor de cabeza, ahí llegó el doctor
Murad, me tocó la cabeza en la parte de atrás y trató de calmarme un poco”, comentó sobre el hecho.

“Me llevaron directamente al Hospital Regional para hacerme una tomografía y gracias a Dios no salió nada malo, solo fue un golpe y el doctor no quiso mandarme a casa porque tenía miedo de que me descompusiera así que me dejaron en observación con el suero y medicación para el dolor de cabeza y los mareos”, añadió el jugador.

Samuel contó que su familia, especialmente su mamá que escuchaba por radio el partido, se preocupó mucho por la noticia: “Detrás de un futbolista siempre está la familia, hace dos meses que soy padre y mi señora no está aquí, está en su casa en el interior y les decía que se queden tranquilos que estaba bien. Por suerte mi mamá se quedó conmigo toda la noche.
Nunca me había pasado algo así no pude dormir en toda la noche por el susto, pero por suerte no pasó nada grave”.


Evolución

“Ahora me siento bien, el dolor de cabeza no volvió, hablé con el doctor y me dijo que mañana (por hoy) ya podía entrenar, hoy (por ayer) tuvimos descanso y hablaré con el preparador físico para ver que trabajos haré. Cuando salí del hospital hablé con mis compañeros y con `Tato´ me dijo que me quedara tranquilo que son cosas que pasan”.

A pesar del golpe, Samuel ya piensa en lo que será la segunda final por el Campeonato Apertura 2011 entre Güemes y Central Córdoba: “Ya estoy pensando en el próximo partido, pero tranquilo porque faltan noventa minutos. Tendremos dos bajas importantes como Marcos Torrez y Ale Santillán y sabemos que será difícil porque es un clásico, pero gracias a Dios tenemos compañeros que pueden reemplazarlos”.


Fuente: Diario El Liberal

0 comments

Publicar un comentario