Liga Santiagueña: Williams Abdala

martes, 21 de agosto de 2018


“Los jugadores de Central Argentino no estuvieron en sus cabales”.

El árbitro habló de los hechos de violencia sucedidos luego del encuentro entre Güemes y Central Argentino. Se mostró muy molesto con los jugadores del “Albo”.

La violencia sigue reinando en nuestro fútbol. Una vez más, la misma le ganó al deporte más lindo de todos el pasado domingo y se tuvo que terminar otro partido por falta de garantías, en esta ocasión el que disputaron Central Argentino y Güemes (finalmente lo ganó el “gaucho 1-0).
Aunque el encuentro se jugó con ambas parcialidades y los incidentes no fueron ocasionados por ambas hinchadas. Eso si, los que generaron los problemas fueron los hinchas del “albo”, al entender que fueron perjudicados, lanzaron todo tipo de proyectiles al campo de juego, con la intención de agredir al árbitro Williams Abdala y tuvo que intervenir la policía. Justamente, el juez del cotejo pasó de todo y hasta denunció que algunos integrantes del plantel del equipo bandeño agredieron a la terna.
Durante el diálogo, Williams Abdala comentó la situación que le tocó vivir.
“El partido estuvo dentro de los parámetros normales, había un juego dinámico y el triunfo estaba para cualquiera porque las figuras habían sido los arqueros. Antes de comenzado el tumulto, uno de los jueces de línea, me hacía señas que el ambiente estaba caldeado, porque desde la tribuna local le arrojaban proyectiles. No hubo polémicas. Luego del gol, llegó lo peor, los jugadores del local nos comenzaron a agredir verbalmente y nos dijeron cosas fuera de lugar. Ahí llamé a los capitanes para suspender el juego, no podíamos seguir así, corría riesgo la integridad física de todos”.
Y agregó: “Los jugadores de Central Argentino no estuvieron en sus cabales y nos dejaron solos en el campo de juego. Es más, el arquero Correa le hacía señas a la gente como aduciendo que los culpables éramos nosotros. No tuvieron códigos y además, el propio arquero, nos dijo cosas feas y se metió con nuestras familias, nos amenazó de muerte. Yo soy funcionario policial y por la actitud que tuvo Correa, podría haber sido detenido. Eso sobrepasa los límites. Lo mismo que Ledesma, que le tiró un pelotazo al asistente Daniel Gómez y Darío Valoy que estaba muy nervioso. Estamos al margen del error siempre los árbitros, pero no hubo polémicas ni nada raro. Si terminaban empatados, también iba a haber problemas. Lo bueno es que ninguno de los protagonistas terminó herido. Lamentablemente, la sociedad está muy acelerada”.






Fuente: Nuevo Diario

0 comments

Publicar un comentario