Central Córdoba - Britos, el ayudante de campo que se mantiene firme

miércoles, 17 de febrero de 2010

El hombre de confianza

Lleva más de dos años y medio en su función y estuvo en cuatro procesos con tres entrenadores diferentes. Por algo Mario sigue siendo la mano derecha en el Ferro.

Por lo general, los entrenadores tienen su cuerpo técnico formado y trabajan con él en cada club que los contratan. Aunque también se da el caso de aquellos DT que llegan solos e integran su equipo con gente de la casa. Eso es lo que pasó últimamente en Central Córdoba, con la curiosidad de que siempre Mario Britos fue el elegido para desempeñarse como ayudante de campo.
Ya pasaron tres entrenadores diferentes en cuatro procesos, y el bonaerense se mantiene firme. Arrancó en julio del 2007 con Juan Manuel Ramos, en la pretemporada del Argentino B que arrancó en septiembre de ese año, después siguió con Alejandro Cánova y Carlos Ereros. Y ahora está nuevamente al lado del “Vikingo”.
El conocimiento del club y del medio, sumado a su valorable aporte, son las causas principales de los más de dos años y medio ininterrumpidos en su función, tal como el mismo Britos reconoció en una entrevista que le concedió a EL LIBERAL.
Al rememorar su arribo al club, el ex lateral derecho contó: “Yo estaba dirigiendo a Sportivo Fernández cuando me fueron a buscar los dirigentes por un sondeo que hicieron y me eligieron para que trabajara con Ramos. Yo lo conocía de haberlo enfrentado en la revalida del 88, que Central le ganó a Unión Santiago (el “Negro” era arquero y fue refuerzo del Trico). De ahí se formó el grupo de trabajo”.

Luego añadió: “Después vino Alejandro, con él habíamos sido compañeros en Central, le preguntaron si querían que trabaje con él y dijo que sí. Cuando se fue pasó algo similar con Carlos, a quién no conocía”.
“Los que vienen de afuera necesitan tener alguien de adentro del club que los oriente, porque llegan sin conocer los jugadores ni la institución, esa es la ventaja que puedo tener porque los conozco a todos. Además uno siempre trata de hacer los mejor posible y ayudar en todo al entrenador de turno”, dijo Mario al explicar su continuidad.

Aprendizaje
Britos quiere seguir aprendiendo para el día de mañana retomar su carrera de entrenador. “El jugador que se transforma en técnico siempre saca algo de cada uno que tuvo. A mí me pasa lo mismo, saco lo mejor de cada compañero y todos me dejaron una experiencia. Eso lo vas volcando en un cuaderno y de lo que aprendiste podes sacar conclusiones”, expresó.
“De todos aprendí un montón de cosas, tienen cualidades similares pero formas de pensar y trabajar diferentes. Yo me tengo que adecuar a eso y colaborar desde mi rol de ayudante de campo”, finalizó.

Interinatos

A lo largo de esta etapa, Mario dirigió dos partidos en forma interina: ante Racing de local (0-0, luego de la salida de Cánova) y ante Gimnasia (derrota 2-3 en Concepción del Uruguay, previo al retorno del “Vikingo”). “Tenía que seguir un proceso y esperar al técnico de turno, por eso para mí esos partidos nunca fueron especiales”, dijo al respecto.

Fuente: Diario El Liberal.

0 comments

Publicar un comentario