Central Córdoba - Paulo Paglioni

domingo, 5 de diciembre de 2010

“Tenemos un poquito de suerte”

Paulo Paglioni habló sobre este presente del conjunto ferroviario.


El presente le sonríe a Central Córdoba. A fuerza de resultados importantes, ya se ubica tercero en la zona 3 del Argentino A. Quizás no deslumbre con su juego, pero tiene esa cuota de suerte que en otros momentos no tenía, tal como reconoció Paulo Paglioni, uno de los jugadores más regulares del equipo.

“Creo que tenemos un poquito de suerte, en otros partidos nos llegaban dos veces y nos hacían dos goles. Y a la hora de hacer los goles, llegan de penal o como sea, pero siempre los buscamos por diferentes caminos”, contó el volante.

Luego agregó: “En estos campeonatos hay partidos que vas a poder jugar bien y otros que no. La presión de jugar en Central, no de la gente si no de lo que significa esta camiseta, no es fácil de sobrellevar. Siempre intentamos jugar bien pero ahora, sobre todo en estos últimos partidos del año, lo más importan es ganar”.

Paglioni recalcó la importancia de sumar de a tres, sobre todo en casa, pero rescató que el equipo siempre intenta jugar a ras del piso. “De local si o si tienes que ganar. Este torneo es muy irregular, el último le gana al primero, nosotros estuvimos cinco fechas sin ganar y ahora estamos terceros. Lo bueno es que de mitad de cancha para adelante intentamos jugar con la pelota al piso, no somos de tirar pelotazos”, remarcó.


Ribeca

Sobre el cambio del equipo desde la llegada de Ribeca, el volante opinó: “El jugador que estaba pintado se quiere mostrar, hay un proceso nuevo y veníamos de una mala racha y queríamos ganar. Ribeca y su cuerpo técnico hacen muchos más sencillo el fútbol, en la forma de explicar y trabajar. El tipo te llega mucho más y eso genera confianza en el grupo”.

Paulo vive un momento muy especial, después de haber estado casi afuera de Central a principio de temporada. “Estaba más cerca de Sarmiento que de Central. Agüero me dijo que ya tenía a sus cinco pero, por una cosa u otra, terminé jugando yo. Y desde que está Ribeca me dio la confianza para jugar y puedo aportarle lo mío al equipo. En esos momentos difíciles como los que pasé, siempre aparece la contención de la los amigos, la familia y los compañeros. Nunca bajé los brazos”, conluyó.



Fuente: Diario El Liberal

0 comments

Publicar un comentario