Central Córdoba: ¿Cómo anduvo el "Ferro" en esta primera parte del torneo?

martes, 30 de octubre de 2012

El “Ferro”, de mayor a menor

Central Córdoba experimentó una merma notoria en cuanto a resultados. Las causas del bajón que lo sacaron de los 6 primeros. Lo bueno, hay tiempo para revertirlo.

Todo equipo que llega a conseguir algo, generalmente va de menor a mayor. Lo lógico es que logre una evolución paulatina, para poder consolidarse y lograr los objetivos.
Central Córdoba está viviendo un proceso totalmente inverso en el Argentino A, ya que arrasó de entrada (tres triunfos en fila) pero de las últimas cuatro fechas perdió tres y empató uno, lo que lo hizo salir de zona de clasificación.
La primera rueda se acabó para el “Ferro” (queda libre en la última fecha, lo que podría hacerlo retroceder aún más en la tabla) y queda claro que fue de mayor a menor.
Queda toda una rueda para poder revertir la situación. Por lo pronto, es hora de hacer un análisis de este presente. Para poder barajar y dar de nuevo.
Son muchas las causas que, en conjunto, explican el momento de Central. Aquí te las presentamos.

Lesiones

Este plantel sufrió demasiadas. Desde antes del inicio del torneo (Scasserra) y durante el mismo. Muchas de ellas graves (Balbuena, Ramírez). El sector más afectado fue el mediocampo, clave para ganar los partidos. Ragusa nunca pudo formar el equipo que imaginó. Lo positivo en esto es que aparecieron chicos que respondieron como Santillán (ahora también lesionado) y Moreno.

Eficacia

Central fue contundente en el arranque del torneo, virtud que perdió en este último tramo. Hizo 10 goles en los primeros 6 juegos y 3 en los otros 6.

Solidez defensiva

Otra virtud que tenía en el arranque (invicto hasta la sexta fecha, con cuatro goles en contra). En esta segunda parte perdió cuatro de seis y recibió ocho tantos. Sufre con la pelota parada y últimamente mostró desconcentraciones en el juego, como en el gol de Antoniana.

Reacción

Central adoptó un estilo, sobre todo de visitante, en el que se siente o se sentía cómodo: que la pelota la tenga el rival y capitalizar un error para golpear en el momento justo. El problema es cuando no acierta y le convierten, porque carece de reacción para revertir un resultado que empezó siendo adverso. El único partido que empezó perdiendo y al menos rescató un punto fue ante Alumni.

Volumen de juego

Por ese estilo que adoptó es que le cuesta generar juego. Sus mejores versiones futbolísticas fueron ante Sportivo Belgrano y Antoniana (paradójicamente, fue derrota). Beraldi es clave para crecer en este rubro.


Fuente: Somos Deporte.
Foto: Somos Deporte.

0 comments

Publicar un comentario