Liga Santiagueña: Parate forzado

viernes, 11 de mayo de 2012

No habrá fútbol por dos semanas

La Policía no garantizó la seguridad en los estadios por quince días y otra vez se postergará el fútbol local.


Los problemas en el fútbol local parecen no tener final. Luego de dos meses de atraso y muchas discusiones y problemas, los dirigentes lograron ponerse de acuerdo y darle inicio al Torneo Anual el fin de semana pasado, con una primera fecha cargada de partidos en el nuevo formato de la categoría unificada.
Sin embargo, ahora deberá haber otro parate y bastante largo en la actividad oficial de la Liga Santiagueña, debido a la falta de disponibilidad de Policía en la provincia, durante este fin de semana y el venidero. Las razones, son la realización del Turismo Carretera en el Autódromo de Las Termas de Río Hondo a partir de hoy y la semana siguiente por la festividad del Señor de los Milagros de Mailín.

Programada
En un principio, la fecha había sido programada por el Consejo Directivo, que conversó con la Policía y le dieron la posibilidad de que se jugaran los partidos solo en el interior de la provincia, y quedan así solo tres partidos pendientes de la segunda fecha.
Pero el presidente de la institución madre del fútbol santiagueño, habló ayer con la Policía nuevamente y quedó totalmente descartada esa chance.
Además, le comunicaron al dirigente la imposibilidad de jugar también el próximo fin de semana por Mailín, algo que no estaba previsto por el Consejo Directivo y que traerá serias complicaciones para el calendario y el fixture del fútbol local, que con mucho esfuerzo comenzó este año.
Todavía queda pendiente un partido de la primera fecha que deben jugar Sportivo Fernández y Comercio Central Unidos y que había sido programado para el miércoles 16 del corriente, pero que ahora estaría también en duda, debido a la falta de seguridad, comunicada por la Policía.
El panorama del fútbol local se pone cada vez más difícil porque con dos semanas obligadas de descanso, los equipos tendrán que parar otra vez y esperar por una reprogramación de las dos jornadas, atrasando así el calendario del fixture que ya había sido previsto de principio a fin.
Seguramente, los dirigentes deberán recurrir a métodos poco rentables para llegar a tiempo con el final del torneo y deberán jugar partidos entre semana para adelantar la segunda y tercera fecha que no se disputarán con normalidad. El tiempo para cerrar el torneo se convierte en una preocupación para los dirigentes que el año pasado sufrieron por lo mismo.


Fuente: Diario El Liberal

0 comments

Publicar un comentario