Central Córdoba: Declaracciones de Francisco Pece

martes, 10 de abril de 2012

"Los que insultan son los de siempre; priorizan sus intereses por sobre los del club"

Tras los incidentes del domingo, el presidente de Central Córdoba, Francisco Pece, dijo que hay hinchas que cuando el equipo pierde “dicen que somos ladrones” y “cuando gana, se van tristes”.


La situación parece repetirse cada vez que a Central Córdoba no le va bien. El “que se vayan todos” atronó con fuerza tras la derrota ante Douglas Haig y los destinatarios eran nada menos que los integrantes de la Comisión Directiva que tiene a Francisco Pece como presidente. Tras una noche agitada, ayer el titular ferroviario dio la cara ante EL LIBERAL y explicó que los que generaron los disturbios son “los menos”, a los que definió como “los mismos de siempre que interponen sus intereses personales por sobre el club”.
Al hacer su lectura de lo que pasó el domingo en el Oeste, Pece dijo: “El fútbol es pasión y la pasión tiene un alto grado de irracionalidad. Lo que sí tiene que entender el socio y el hincha es que la Comisión Directiva también tiene pasión, pero la convierte en energía positiva para trabajar por el bien del club. Es totalmente irracional pensar que los jugadores o el cuerpo técnico se preparen para perder o que una Comisión Directiva no trabaje. Siempre hemos demostrado una actitud responsable y comprometida con la institución”.
“Y tienen que entender también que el fútbol es un juego que se gana, se empata o se pierde. Creo que hasta el hincha o el socio ya está cansado de la misma gente de siempre que interpone sus principios personales y egoístas al interés de la institución, algo que sinceramente no entiendo”, agregó.
Pece no encuentra motivos para tamaña reacción. “El equipo ha clasificado y todavía tiene posibilidades de ascender, ya sea de forma directa o mediante el repechaje, y no sé realmente cuál es el sentido de esta gente. La institución está normalizada económica, institucional y estructuralmente. Y nos seguimos esforzando diariamente para seguir mejorándola”, manifestó.
Los menos
Consultado sobre esa gente que espera que a Central le vaya mal para beneficiarse, el presidente respondió: “Gracias a Dios son los menos porque los más apoyan al club”. Y seguidamente dio a entender que hará oídos sordos al pedido de que se vayan todos. “Esta comisión directiva lo está haciendo de forma responsable y seria. Aquellos que crean que pueden manejar la institución de otra manera, tendrán que esperar el momento y el lugar adecuado. Seguramente en la etapa de la asamblea extraordinaria podrán presentar su proyecto”, aseveró.
Pece se mostró preocupado por el espacio que ganó la violencia en su club, pero se mostró firme en su convicción de no renunciar. “Lamentablemente la violencia sigue ganando sus espacios queriendo amedrentar a los directivos. Esta CD cuenta con una moral totalmente alta y va a cumplir el compromiso que ha tomado de conducir el club”, afirmó.
Para el final, volvió a pegarle a “los mismos de siempre”: “Fijate que pierde el equipo y todos son ladrones; gana y los mismos de siempre se van con una cara de tristeza por la actitud egoísta y protagónica de la gente que simplemente le interesa conducir el club, no les interesa el progreso del mismo. Lo ideal sería que todos trabajemos de manera conjunta, aquí nadie se quiere perpetuar en el poder, simplemente queremos brindarle lo mejor. Las puertas del club siempre han estado abiertas para todos y hemos invitado a todos los sectores”.

Sin margen para el error
Con la derrota sufrida ante Douglas, la tercera en seis partidos del Endecagonal, Central Córdoba quedó sin margen para el error en la carrera por el ascenso directo a la B Nacional.
El Ferro quedó a 5 puntos del líder, cuando le restan 12 por disputar. Pero además, en el medio hay tres equipos que todavía no quedaron libres y que ya tienen una unidad más que el conjunto santiagueño.
El equipo del “Profe” Córdoba está obligado a ganar en Tucumán, el próximo domingo, ante San Martín, para seguir con ilusiones de pelear arriba. Un empate lo dejaría lejos y una derrota, prácticamente afuera de la pelea.
Hay que recordar que, en caso de no ascender directamente, a Central le quedaría la chance de hacerlo mediante la promoción. Si termina entre los cinco primeros, salteará una fase de playoffs. De terminar sexto para abajo, deberá ganar las cuatro eliminatorias.


Fuente: Diario El Liberal

0 comments

Publicar un comentario